Realiza una revisión en profundidad del grado de satisfacción con el que vives: cómo te sientes, cómo te gustaría sentirte, cuáles son las dificultades que tienes para conseguirlo y cómo puedes transformar el modelo de gestión de tu unidad cuerpo – mente – emociones para hacerlo más consciente, autónomo y saludable. 

Toma consciencia de cómo los patrones de movimiento, pensamiento y uso de las emociones impactan en la satisfacción y nivel de vitalidad que sientes en tu cotidianidad.

Practica y explora nuevas formas de moverte, estructurar los pensamientos y usar las emociones.

Aprende como desautomatizar aquellos patrones que ya no son funcionales a la vida que quieres e incorpora otros más saludables y coherentes con tu autenticidad.