Decide vivir

Experimentar bienestar, libertad y satisfacción, seguir la pista de la curiosidad, aprender, crear, compartir y expresar tu visión única de mundo es algo que está a tu alcance. Tan solo depende de las decisiones que tomas a cada instante, ya sea que lo hagas de manera consciente o inconsciente.
 
No se trata de una fórmula mágica, sino de tu voluntad, estrategias y tiempo:
 
 

Quererlo realmente, saber cómo hacerlo y darte el tiempo necesario para conseguirlo.

Desde las decisiones más insignificantes y automatizadas que tomas en tu día a día, hasta aquellas más complejas que tienen un impacto a largo plazo en tu vida y en tu entorno, son producto del mismo sistema: . Para ser más concreta, tu sistema nervioso.

Tu experiencia, los aprendizajes tempranos, aquello que te transmitieron, que modelaste y continuas modelando de tu entorno, han creado y gravado en tu sistema nervioso cadenas de información que utilizas una y otra vez para interpretar, relacionarte y moverte en tu realidad cotidiana.
 
Estas impresiones se expresan a través de tus necesidades, a través de cómo te sientes, cómo te mueves, cómo piensas, cómo te comportas, cómo te comunicas, cómo experimentas, cómo aprendes, cómo creas y cómo te desenvuelves en las diferentes habilidades. En definitiva, en cómo construyes la vida que quieres vivir.

El pez no sabe que está dentro del agua

Eres un homo sapiens sapiens, perteneces a la especie más desarrollada del planeta, tienes a tu disposición una maquinaria de una complejidad y potencialidad aún por conocer en su totalidad. De los 2,5 milones de años de existencia, hasta hace relativamente muy poco tiempo, como especie, tan solo la hemos utilizado dicha maquinaria para sobrevivir y procrear. Esto ha determinado cómo hemos dado sentido a nuestra existencia como individuos y cómo nos hemos organizado como sociedad.
 
“El uso que hemos hecho de nuestro potencial, en un paradigma de supervivencia, ha determinado cómo hemos dado sentido a nuestra existencia como individuos y cómo nos hemos organizado como sociedad”
 
Sentido y forma de organizarnos que impregna todos tus entornos y sentido de identidad: valores, género, familia, pertenencia, relaciones, educación, clase social, entorno profesional e institucional, medios de comunicación, estilo de vida y concepto de salud. Y lo que es más importante, la organización de tu sistema nervioso, centro de operaciones desde el que canalizas e integras la información, tanto del entorno como la propia para vivir. Es el lugar desde el que tomas decisiones y ordenas su ejecución.
 

Pasar de la supervivencia a la vivencia: cuestión de voluntad, estrategias y mucha práctica

Si nunca te has parado a tomar consciencia de esto, la edad que tienes es el tiempo que llevas funcionando con patrones heredados de un paradigma de supervivencia. Patrones que están gravados en tu sistema nervioso, como decía antes, en cadenas de información que utilizas de manera casi automática. Puedes imaginar que para cambiar esta manera de funcionar no sirva una fórmula mágica.

Crear el espacio para tomar consciencia de dichos patrones, desechar aquellos que ya no son funcionales u obstaculizan la vida que quieres tener, experimentar con opciones de funcionamiento alternativos e integrarlos a tu vida cotidiana requiere apoyarse en 3 pilares: voluntad, adquirir estrategias, y mucho tiempo de práctica.
 

Requiere apoyarse en 3 pilares:
voluntad, adquirir estrategias, y mucho tiempo de práctica.

 
Es difícil incidir sobre aquello que desconoces. Gracias al avance, durante el último siglo, de los estudios en medicina, psicología, neurociencia, la importación de la sabiduría oriental a occidente y el desarrollo de las corrientes humanistas de la psicoterapia, en las últimas décadas, han proliferado las publicaciones ciéntificas, los estudios y prácticas sobre las diferentes perspectivas y dimensiones del ser humano.
 
A pesar de estos avances, no hemos visto un cambio correspondiente en nuestra capacidad de disfrutar de la vida, ni en el expandir y ensanchar nuestro sentido de la vitalidad y crecimiento.
 
Nos encontramos en un momento histórico en el que empezamos a tener herramientas de vanguardia que nos permiten conocer y disfrutar de nuestro verdadero potencial como humanos. Eso sí, si realmente las usamos.
 
Comprender cómo funcionas en las diferentes dimensiones de tu vida, incorporar prácticas que te permitan recuperar la consciencia de partes de tí olvidadas, tanto físicas como psicológicas, reaprender estrategias de funcionamiento más respetuosas y coherentes con tu autenticidad y bienestar ahora está a tu alcance.
 
No se trata de una fórmula mágica sino de elegir y transitar el camino de reapoderarte de tu vida. Requiere elegirlo momento a momento de manera íntegra.
 
¿Me acompañas en esta apasionante exploración? ¿Te acompaño?

Decidir reapoderarte de tu vida requiere práctica, vivirla con plenitud también.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments